El vino ha acompañado a los artistas en su creatividad, ha ahuyentado la melancolía y facilitado la socialización… Sin embargo, cuando se abusa de él, el vino puede convertirse en sinónimo de distorsión sensorial, transgresión y desorden, cuando no de miseria y decadencia. La clave está en la moderación. Infinidad de obras artísticas, musicales, literarias y cinematográficas se hacen eco del aislamiento y la degradación que puede provocar el consumo excesivo de vino.

Acomódate en el sillón y descubre, a través del arte, la compleja relación que existe entre el alcohol, el individuo y la sociedad.

Vin de l'ivresse

Vin de l'ivresse

También